Archivo por meses: octubre 2016

¿Cómo elegir el mejor alimento para tu perro cachorro?

Es difícil no caer en la tentación de compartir nuestra propia comida con nuestro peludo… Es más cómodo y además es fácil pensar ¿si es bueno para mí por qué no lo va a ser para él?

Pues lo cierto es que no, no lo es. Darle a nuestro perro la misma comida que tomamos nosotros o sus sobras no hará sino provocarle sobrepeso, una alimentación descompensada, problemas dentales…

En primer lugar, debemos tener en cuenta que nuestros perros necesitan un aporte diario de energía, proteínas, vitaminas y minerales. En resumen, una dieta para perros equilibrada y de calidad.

chihuahua-624924_1920

Lo más recomendado es el pienso para perros, un alimento preparado que nos asegura que nuestra mascota está recibiendo todos los nutrientes que necesita.

Es cierto que, según la edad, raza, estilo de vida o estado de salud, la cantidad y la proporción adecuadas de estos elementos variarán.

Así, por ejemplo, a la hora de alimentar a un cachorro, existen en el mercado piensos específicos para ellos que deberemos darles hasta que cumplan, más o menos, ocho semanas.

A partir de ese momento, pasarán al pienso para perros adultos y, cuidado, si le damos alguna golosina, premio, etc… es fácil que deje de querer comer su comida así que mejor abstenernos.

Si vemos que no come y necesita algún suplemento o aporte alimenticio extra, lo mejor es consultarlo con nuestro veterinario.

Esta fase coincide con el crecimiento de los dientes de nuestro peludo, por lo que es aconsejable darle algo que pueda morder para un mejor desarrollo de sus dientes.

Y no olvides de asegurarte de que siempre tiene agua limpia y fresca, sobre todo, después de las comidas.

 

 


Ayuda a tu mascota a tener la mejor sonrisa

Categoría: Noticias

Mal aliento, encías enrojecidas, sarro amarillento… Muchos son los problemas que puede ocasionarle a nuestra mascota una mala salud bucal, con consecuencias tan nefastas como infecciones, problemas para comer y la más negativa, la pérdida de piezas dentales.

Para ello, te proponemos algunos consejos que te ayudarán a prevenir estos problemas.

limpieza

1- El cepillado. Sí, como nosotros, sus dueños, a perros y gatos hay que cepillarles los dientes. Consulta con tu veterinario cuál es el cepillo más adecuado así como la pasta dental o producto para el cepillado y… ¡Se constante! Lo ideal será cepillar los dientes de tu mascota una media de dos veces a la semana.

2- La dieta. Lo que tu gato o perro come también es decisivo para mantener sus dientes limpios y libres de sarro. Así, el alimento seco  es mejor para los dientes del perro que el alimento blando, porque el alimento blando suele quedarse pegado a los dientes y provoca acumulo de placa bacteriana. Y recuerda, intenta que las bolas de pienso no sean muy pequeñas para que se vean obligados a masticar. Los mordiscos rompen el alimento, y este gesto implica una fricción con los dientes de nuestros peludos que les ayudan a limpiar su boca.

3- Limpieza con golosinas. Sí, además de cuidar su dieta y cepillar sus dientes, existen golosinas, huesos sintéticos y juguetes pensados para que el animal los muerda mientras cuida su boca.

4- Un profesional. Definitivamente, igual que los humanos acudimos al dentista, es tu veterinario el que mejor podrá ayudar a tu mascota a mantener una buena salud dental. Aun cuando sus dientes estén sanos, al igual que contigo, los dientes de tu mascota deben ser revisados por un profesional cada seis meses o una vez al  año.

Toma buena nota y recuerda… ¡La sonrisa de tu mascota no es un juego!