Archivo por meses: marzo 2017

Haz ejercicio con tu mascota, todo son beneficios

Muchos son los beneficios que los expertos proponen cuando haces ejercicio con tu mascota, entre otros prevenir la obesidad.

El deporte tiene la capacidad de cambiar totalmente la vida de quienes apuestan por incorporar el ejercicio físico a su rutina diaria, y sus beneficios, como avalan numerosos estudios, se extienden más allá de la persona. También las mascotas -y en especial, los perros, ese compañero perfecto de paseos y juegos- experimentan notables mejorías cuando se les inculca la práctica deportiva.

Disfrutando con mi perroHay muchos animales que simplemente son hiperactivos, y si no se les saca a pasear lo suficiente, luego tienen conductas no muy buenas que debemos intentar evitar.

Estas son algunas ventajas de practicar deporte con tu mascota a diario:

  • Ayuda a ganar confianza y seguridad. Los animales, además de un hogar, merecen tener una vida. Los expertos en educación canina advierten de que tener un perro al que no se pasea lo suficiente es como tener un amigo con depresión y encerrado en casa. En este sentido, el ejercicio en familia con la mascota ayuda a coger seguridad y confianza y constituye una alternativa divertida que implica al animal y al dueño para recuperar sensaciones que ambos necesitan.
  • Ayuda a prevenir la obesidad. En este sentido, además de la mejoría de determinados aspectos psicológicos ya conocidos, hay estudios que demuestran que convivir con un perro favorece la práctica de actividad física, “por lo que los niveles de hipertensión, de colesterol y la incidencia de obesidad podrían verse mejorados por este motivo”.
  • Les mantiene física y mentalmente activos. Más allá de los beneficios físicos que entraña para prevenir la obesidad y reducir el riesgo de accidentes cardiovasculares, practicar deporte en compañía de las mascotas les ayuda a sentirse realizados y a coger una estabilidad que es imprescindible para evitar comportamientos que no son los deseados. “El deporte ayuda a ambos a descargar frustraciones, ya que en la mayoría de casos los problemas de conducta derivan de que el perro no hace las actividades que necesita“.
  • Favorece la obediencia y refuerza el vínculo. A los perros, como especie social, también les gusta la manada; de forma que el simple hecho de salir a correr con ellos o practicar juntos ejercicios al aire libre es una dinámica beneficiosa para reforzar el vínculo afectivo entre la mascota y un propietario-amigo.

¿Cómo les gusta a los perros que les hablemos?

Un estudio revela que hablar a tu perro del mismo modo que a tu hijo pequeño es la mejor manera de que aprenda a obedecerte.

¡Hola, bonito! ¡Buen chico! ¡Muy bien! ¡Vamos, precioso! Ahora, vuelve a leerlo. Pero hazlo con el mismo tono que empleas con tu sobrino de 14 meses. Ya sabes, como si cantaras. Más agudo, más alto y más… ñoño. Así es como los expertos dicen que deberías hacerlo cuando el que escucha es un perro y, sobre todo, si es un cachorro. Según un reciente estudio publicado en la revista británica Proceedings of the Royal Society B y realizado por el profesor de las universidades de la Ciudad de Nueva York (EEUU) y Lyon (Francia) Nicolas Mathevon, cuando nos dirigimos a nuestras mascotas con el típico tono que utilizamos con los niños se ha comprobado que reaccionan con mayor interés.

Yorkshire terrierPara llegar a esta conclusión, se llevó a cabo un experimento en el que los investigadores grabaron a un grupo de personas diciendo frases como “¡Ven aquí!” o “¡Vamos, chico!”. Los participantes debían pronunciarlas primero mirando fotografías de perros adultos, de edad avanzada, cachorros; y después sin mirar ninguna imagen. Finalizada la sesión, se comprobó que, en función de la edad del perro, cada persona empleaba un tono distinto, siendo más suave a medida que el animal era más joven.

A continuación, un grupo de perros adultos y cachorros fueron grabados con una cámara mientras escuchaban esas voces enlatadas. ¿Cuál fue su reacción? Los más jovencitos se sentían especialmente atraídos y ponían más atención cuanto más dulces y melódicas eran las voces. Mientras que la mayor parte de los perros adultos permanecían impasibles ante las diferencias de tono.

Habla a tu perro como si cantaras

Deberíamos dirigirnos a nuestros perros con una sonrisa en la cara, ya que así escuchará más contento y leerá más fácilmente nuestros mensajes, aseguran los expertos en comportamiento.

Ahora bien, la voz es solo una de las vías que tenemos los humanos para llegar hasta nuestros compañeros y modificar su conducta. Los gestos suelen ser mejor atendidos, ya que debido al proceso de domesticación que ha representado la coevolución de ambas especies, los perros han aprendido más a observarnos que a escucharnos, siempre es más fácil enseñar usando gestos, ya que el perro está atento a nuestra cara y nuestro cuerpo, lo que le permite entender tanto las indicaciones como identificar el estado emocional de su dueño.

Esto no significa que estemos restando importancia a la voz, ni al tono que le acompaña, si nos expresamos con una entonación dulce, el perro nos atenderá mejor que si esta es brusca y grave.

Tu perro no es tu hijo, pero casi.

Más allá de las palabras y los gestos, debemos recordar que los perros siempre establecen un nexo con la persona con la que conviven. Vínculo, actitud, aptitud, voz, entonación y estado de ánimo, todo cuenta. Se hace especial hincapié en la relación emocional que nace entre el animal y el ser humano y en la similitud que existe entre esta y la que se crea entre padres e hijos. Nos consta, a través de las conclusiones de algunos estudios, que existe cierta semejanza entre la relación hijo-madre y la de un perro y su dueño. Dicho parangón, se atribuye a la domesticación: Ha propiciado que muchos rasgos conductuales del perro se hayan acercado notablemente a los de un niño pequeño, lo que a su vez provoca en las personas actitudes maternales hacia sus mascotas.

Si quieres que aprenda, no esperes demasiado

En cierto modo, los perros no son tan distintos a los humanos. Y es que, del mismo modo que a partir de los 40 años, para muchas personas plantearse iniciar una carrera universitaria está fuera de lugar, para un perro el mejor momento para aprender a ir a por la pelota es cuando no tiene más de dos meses de vida. “A esa edad, la plasticidad neuronal del cerebro de un cachorro es la ideal para el aprendizaje. A partir de entonces se puede iniciar una enseñanza basada en el refuerzo positivo y la habituación, carente de castigos y sin exigir perfección en los comportamientos”. (Eva Carnero)


La ansiedad en los gatos, ¿Cómo les afecta?

Categoría: Noticias

Aunque se crea que son indiferentes a su entorno, los felinos son los animales que más padecen los cambios.

¿Cuáles son síntomas? Los gatos pueden sufrir ansiedad cuando su ambiente se ve modificado por mudanzas o por la llegada de un nuevo animal o un nuevo miembro en la familia.

Niña con sus mascotasAunque pase casi desapercibida para algunas personas, la ansiedad afecta a los gatos y mucho. Generalmente ocurre cuando su ambiente se ve modificado por mudanzas o por la llegada de un nuevo animal o un nuevo miembro en la familia. Ellos son animales de costumbres y cualquier tipo de cambios pueden llegar a afectarles.

Además, el gato es un animal de naturaleza territorial, por ello, las causas de la ansiedad en él están íntimamente relacionadas a su etología. Pese a ello es indispensable identificar las que estén ligadas a la gestión de las relaciones con otros seres de su medio.

El carácter de la madre durante el período de desarrollo va a influir sobre la capacidad de adaptación y sobre la frecuencia y la gravedad de las reacciones de ansiedad en el gato.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad felina?

La ansiedad en los gatos se detecta a través de algunos cambios que se presentan en el organismo del animal. Cuando un gato está estresado pueden presentarse variaciones en la solidez de sus heces: estas se vuelven mucho más blandas de lo normal, o presentan sudoración en las patas. En casos de mucha ansiedad pueden presentarse incluso aumento de la frecuencia cardiaca de manera significativa.

Gatito Abisinio observandoPor eso, al presentarse algunos de estos síntomas se debe consultar al veterinario y explicarle las situaciones concretas que pueden estar afectando al gato. Al conocer las razones, es mucho más fácil tener un diagnóstico y buscar un tratamiento acertado.

Cambios en el comportamiento del gato

La ansiedad felina. Debido a su naturaleza territorial los gatos tienden a sentirse afectados por la más pequeña interrupción en su ambiente.

La ansiedad también se muestra con cambios en los comportamientos del gato. Uno de ellos, y tal vez el más común, es que se reduce la ingesta al mínimo de alimentos, pudiendo incluso de dejar de comer.

Aunque también puede suceder el caso contrario, en el que el gato se muestra ansioso y empieza a ingerir mucho más alimento del habitual.

Otros cambios que pueden demostrar que está afectado son los que afecta a su higiene diaria, en ambas direcciones: o un exceso de acicalamiento o una ausencia total de ella.

El estrés felino, al ser provocado generalmente por un cambio en el día a día del gato, también puede generar que marque territorialmente ese nuevo elemento que hay en su vida porque lo altera y quiere demostrar su supremacía territorial. En los casos más extremos, se vuelve completamente pasivo y vigilante, pudiéndose tornar agresivo en casos en los que se sienta amenazado directamente.