Archivo de la categoría: Noticias

perro parásitos

¿Cómo proteger a tu mascota de los parásitos externos?

Pulgas, garrapatas, mosquitos, piojos… Los enemigos de nuestras mascotas son muchos y, aunque de pequeño tamaño, grandes en los daños que pueden producir.

Estos pequeños animales pueden llegar a transmitir a nuestros perros y gatos algunas enfermedades de especial gravedad como son la leishmaniosis, rickettsiosis, babesiosis, dirofilaria, entre otras.

Lo cierto es que, salvo el mosquito de la Leishmaniosis, el flebótomo que afecta a nuestros canes, que únicamente es activo en temperaturas superiores a los 15 ºC, el resto está presente durante todo el año  y, por ello, saber cómo mantenerlos lejos de nuestros animales es muy importante.

La primera medida que tenemos que tomar es mantener una rutina higiénica adecuada algo que puede parecer básico pero que es esencial y puede evitar muchos problemas.

protección parásitos

El cepillado diario, por ejemplo, de nuestra mascota puede ayudarnos a encontrar y eliminar parásitos como garrapatas o larvas así como para detectar a tiempo pequeños bultos, heridas o marcas síntoma de alguna infección como podría ser la Leishmaniosis.

Pero además de ello, debemos saber que existen distintos productos antiparasitarios en el mercado que, incluso en épocas y en lugares con mucha carga de parásitos, podremos combinar.

Conocer cuáles son estos antiparasitarios, cómo funcionan y en qué casos resultan más recomendables nos ayudará a mantener sano y a salvo a nuestro animal.

  • Pipetas:

Una sola aplicación sobre la piel y tu mascota libre de parásitos. Estas pequeñas ampollas contienen la dosis líquida necesaria para aplicar sobre el cuerpo del perro.

Las hay que actúan contra pulgas, contra garrapatas o contra los mosquitos y las hay que actúan contra todos estos parásitos.

Su efecto suele ser, en casi todos los casos, mensual, y aunque también existen algunas marcas resistentes al agua, en general es mejor si quieres bañar a tu perro, hacerlo dos días antes o dos días después de aplicar la pipeta, para que el producto sea realmente eficaz.

  • Collares:

Al igual que en el caso de las pipetas, existen collares contra pulgas, contra garrapatas o contra los mosquitos y los hay que actúan contra todos estos parásitos.

Tan solo hay que colocarlos en el cuello de nuestra mascota y, según la marca comercial, su efecto dura entre 6 y 8 meses.

Es la opción más duradera y por lo tanto una opción sencilla y cómoda salvo que tu animal tenga la piel muy sensible o sea alérgico ya que en ese caso el collar puede producirle picores y enrojecimiento de la piel.

Tampoco son la mejor opción en hogares donde conviven varios perros que se laman o puedan morder los collares jugando entre ellos, ya que podrían intoxicarse por ingestión accidental.

  • Spray:

Es una opción muy cómoda y que actúa de manera inmediata. Tan solo necesitamos rociar a nuestra mascota por todo el cuerpo a contrapelo, con cuidado de que no le caiga en los ojos, los principios activos se distribuirán sobre la piel y mantendrán al animal protegido.

Para su aplicación, es aconsejable que usemos guantes y que masajeemos suavemente a nuestra mascota para conseguir la perfecta absorción del spray.

Siempre viene bien tener un bote de spray antiparasitario en casa, ya sea para reforzar la protección de forma puntual antes de una salida al campo, o para erradicar rápidamente cualquier infestación inesperada que nuestras mascotas puedan sufrir.

  • Comprimidos:

Son los más innovadores y tienen un efecto muy rápido. Se le deben administrar a nuestro animal o bien 1 vez al mes o bien cada 3 meses, dependiendo de la marca comercial.

Su gran ventaja es que actúan desde dentro por lo que no hay que tener precauciones como esperar para bañar a nuestra mascota como en el caso de las pipetas o aplicarlos de forma uniforme como ocurre con los sprays.

Como vemos, las opciones son muchas a la hora de prevenir a nuestro perro o gato frente a los parásitos externos. Eso sí, decide con la ayuda de tu veterinario cuál es la más adecuada para tu animal, qué dosis necesita o cómo aplicarla.

De su correcta utilización dependerá su eficacia.


en coche con tu perro

De viaje con tu mascota y sin mareos

En breve estrenaremos primavera y con ella, nuevas escapadas, viajes a la playa, al monte, a pueblos familiares y ciudades por descubrir. Una ocasión en la que disfrutar todos, incluida tu mascota.

Pero, ¿qué hacer cuando lo que se presenta como un viaje perfecto para escapar de la rutina a tu peludo le provoca un mal rato, con mareos e incluso vómitos?

Sí, es muy habitual que las mascotas no lleven del todo bien los viajes en coche y autobús, principalmente y esto hace que incluso nos planteemos no llevarlo con nosotros por ahorrarle el mal trago.

Pero no, no tienes por qué renunciar a esa escapada perfecta estas vacaciones en compañía de tu mejor amigo.

Estos son algunos pequeños consejos con los que conseguirás que tu mascota te acompañe en la próxima escapada sin que esto se convierta en un calvario para ella y, cómo no, para ti.

Un viaje sin mareos

Lo primero que tenemos que tener claro es que la mayoría de perros se marean más por ansiedad que por el propio movimiento del coche. Así, el primer paso será intentar que tu mascota pierda el miedo que le genera viajar en coche o autobús.

Para ello, intenta que tu perro se familiarice con el vehículo. Súbelo, con el coche parado, que lo huela e inspeccione o, incluso, escóndele premios en él y que juegue a encontrarlos.dog on board

También puedes dar pequeños paseos en coche, trayectos cortos, con los que poco a poco se vaya a acostumbrando a ir en coche… y si pueden ser trayectos a sitios que le gusten y no solo para ir al veterinario, mejor. Un pequeño recorrido al parque que hay cerca de casa puede ser un perfecto inicio.

A la hora de iniciar el viaje, además de ese trabajo previo para que tu perro pierda el miedo al vehículo, ten en cuenta estas medidas:

  • En al menos las 3 horas anteriores al viaje evita que coma o beba para evitar que tenga el estómago lleno de alimento. También existen fármacos que previenen los mareos y combaten sus síntomas. Consulta a tu veterinario cuál es el más adecuado.
  • Antes de subir al coche, dale un buen paseo para que haga sus necesidades y se relaje.
  • Busca la ubicación ideal. El maletero suele ser el peor lugar para los perros que se marean viajando, por ello intenta colocar a tu mascota en los asientos traseros. Eso sí, siempre con los medios de sujeción homologados.
  • En el vehículo, trata de que la temperatura sea agradable y el ambiente este aireado. Si no hace demasiado frío, incluso, abre las ventanillas un poco, para que el ambiente este aireado.
  • En el recorrido, haz paradas frecuentes. Generalmente, los mareos van en relación directa con el número de horas de viaje y, además, parar y que tu mascota pueda bajar del coche y dar un pequeño paseo, le relajará.

Y, cómo no, conduce con cuidado sin acelerones o movimientos bruscos… Algo que no solo te agradecerá tu mascota sino todos. ¡Buen viaje!
 

 


perro alimentación

¿Cómo alimentar a nuestro perro? Parte I: Alimentos prohibidos

Lo cierto es que, con algunas excepciones, lejos han quedado ya los tiempos en que a los perros domésticos se les alimentaba a base de sobras. Lo restante de la dieta de sus dueños componía sin más la alimentación de prácticamente cualquier mascota.

Tal vez por ello aún existen demasiadas dudas a la hora de decidir qué dar de comer a nuestro perro.

Como decíamos, alimentar a nuestra mascota con la misma dieta que nos alimentamos nosotros no es recomendable ya que el sistema digestivo de nuestro perro es distinto al nuestro y, generalmente, nuestra dieta resulta para ellos demasiado salada, con exceso de proteínas pero pobre en minerales o nutrientes esenciales.

Existen también los defensores de la carne cruda y, aunque podríamos pensar que es la alimentación natural de los canes, lo cierto es que ésta podría contener bacterias que le provoquen distintas enfermedades.

perro comida

Lo mismo sucede con los que defienden alimentarles con huesos, una opción muy peligrosa en el caso de pequeños huesos ya que podrían astillarse al morderlos y provocarle daños graves al tragarlos, e incluso en el caso de los huesos más grandes, ya que pueden provocar obstrucciones intestinales.

Alimentos prohibidos

Existen además alimentos presentes en nuestra dieta que no solo no son recomendables para nuestros perros sino que están absolutamente prohibidos. Aunque existen discrepancias en cuanto a cuáles son exactamente estos alimentos y muchos discuten su toxicidad en función de la cantidad, prácticamente todos los profesionales coinciden en estos 10:

  • El chocolate, sobre todo el cacao o chocolate en polvo. Cuanto más negro, más peligroso.
  • La cebolla y en menor medida el ajo.
  • El café y cualquier bebida con cafeína.
  • Las uvas pasas y las uvas, incluso en pequeñas cantidades.
  • Las nueces de pecán.
  • Los chicles sin azúcar y cualquier alimento que tengo xilitol.
  • Huesos y pepitas de fruta.
  • Bebidas alcohólicas: contienen etanol, muy tóxico para los perros.
  • Aguacate: Es muy alto en grasas y puede causar varios problemas digestivos en el perro, como ser dolores de estómago, diarrea, vómitos, entre otros.
  • Lácteos: Aunque en este tema existe una gran controversia, lo mismo que ocurre con las personas, lo que sí es cierto es que la leche tiene lactosa y en grandes cantidades no puede ser asimilada porque el animal no cuenta con la enzima encargada de esta “tarea” en el organismo. Provoca problemas digestivos serios, vómitos, diarreas e intoxicación.

Así pues… ¿qué le damos de comer a nuestra mascota? Afortunadamente, hoy en día todos somos conscientes de la importancia que tiene ofrecer una dieta equilibrada a nuestros animales, adaptada a su edad, actividad física, peso e incluso raza y en el mercado existe una amplia gama de alimentos para perros nutricionalmente equilibrados y diseñados para las necesidades específicas de tu amigo de cuatro patas.

Seguiremos informando…


procesionaria en suelo

La procesionaria, una oruga mortal para tu mascota

Una pequeña oruga que sin embargo encierra uno de los mayores peligros para tu mascota. Así es la llamada procesionaria del pino, una diminuta larva, científicamente denominada Thaumetopoea pityocampa, cuyo cuerpo está recubierto de finos pelos que contienen una toxina llamada Thaumatopina.

procesionaria

Aunque generalmente su principal desarrollo se da en primavera, cuando abandona el nido y formando una hilera comienza a desplazarse en procesión (de ahí su nombre) en busca de árboles que invadir, son varias las alertas ya en estos días de numerosas localidades en las que la procesionaria ha comenzado a verse en parques y jardines.

¿Qué hace a esta oruga tan peligrosa?

La procesionaria es un peligro real y en ocasiones mortal para perros y gatos. Presente en pinos, cedros y abetos y aunque pueda parecer inofensiva por su pequeño tamaño, esta oruga está cubierta de finos pelos que contienen una grave toxina, convirtiéndolos en prácticamente unos dardos envenenados.

Al verla moviéndose por el suelo o intentando trepar por el tronco de un árbol, seguro que despiertan la curiosidad de nuestras mascotas y al intentar olerla, chuparla o simplemente rozarla, se produce la grave intoxicación.

Los síntomas son claros e inmediatos: una gran irritación cutanea en la zona afectada, normalmente la nariz, lengua, boca o garganta, que comenzará a mostrar un color sonrojado y a inflamarse.

procesionaria oruga

Como consecuencia, nuestra mascota intentará rascarse con las patas, dejará la lengua fuera de la boca por la inflamación, se mostrará excitado y nervioso e incluso podría llegar a vomitar.

Si una procesionaria pica a nuestro perro, lo más importante es intentar mantener la calma y lavar inmediatamente la zona infectada con agua limpia.

Tras ello, acudir urgentemente a un veterinario que, generalmente, le administrará corticoides de acción rápida para trata la inflamación, el principal problema de este tipo de picaduras y que podría incluso provocar que nuestro perro muera por asfixia.

Una pequeña oruga pero que, como vemos, podría suponer a nuestro animal el peligro más grande.

 

 


Leishmaniosis, la grave enfermedad que como dueño de un perro debes conocer

Pérdida de pelo y peso, aparición de lesiones como úlceras y descamación, atrofia muscular, apatía, dolor articular y cojera, anemia, diarrea, fiebre… Los síntomas son muchos y su causa una misma: la leishmaniosis, una enfermedad que afecta a perros y al hombre, de carácter infeccioso y que, si se diagnostica tarde o no se trata, puede resultar mortal.

¿El culpable? El flebotomo, un insecto, muy parecido a un mosquito, especialmente presente en el área del Mediterráneo y muy activo durante las primeras y últimas horas del día, sobre todo en los meses más cálidos del año.

Concretamente, las regiones más afectadas en nuestro país son las de Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Levante, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León y, aunque es cierto que entre junio y octubre es la época de mayor riesgo, el cambio climático ha hecho que se alarguen los meses en los que el flebotomo es más activo y por tanto, la precaución deba extenderse todo el año.

Son las hembras de este microscópico insecto las que, si pican a un perro infectado y luego a otro sano, pueden transmitir a este último un parásito, la Leishmania, responsable de la enfermedad.

Más de 385.000 perros se ven afectados cada año por esta enfermedad en nuestro país y conocer sus síntomas y, sobre todo, cómo prevenirla resulta esencial para dueños y profesionales.

Diagnóstico

Los síntomas de la Leishmaniosis hacen que no sea fácil diagnosticar la enfermedad ya que, comunes con otras enfermedades, pueden hacer que se confundan o pasen desapercibidos.

Lo mismo sucede con el periodo de incubación de esta infección que puede ser de varios meses, con lo que muchos perros pueden estar infectados sin dar muestras de la enfermedad durante mucho tiempo.

Así pues, para obtener un diagnóstico preciso de leishmaniosis, el profesional veterinario necesitará realizar un análisis de sangre que le permita analizar componentes parasitológicos, serológicos y moleculares, para así de verdad detectar la enfermedad y establecer un diagnóstico firme.

Tratamiento

Aunque es cierto que, de momento, no existe un tratamiento definitivo para la leishmaniosis, actualmente existen multitud de opciones terapéuticas que pueden controlar la enfermedad de forma eficaz, reduciendo el número de parásitos activos en nuestro perro, por un lado, y estimulando su propia capacidad de respuesta contra la infección, por otro.

Además, los efectos en los órganos internos del animal afectado pueden tratarse con medicamentos específicos cada vez más eficaces.

Leishmaniosis canina, qué es y cómo prevenir esta enfermedadDetectar la enfermedad a tiempo hará que, aunque sometido a un tratamiento largo, con controles periódicos de por vida, prescritos y supervisados por un veterinario, nuestro animal pueda superar la Leishmaniosis y que esta no sea mortal para él.

Prevención

Sin duda, estamos ante una enfermedad frecuente y con las peores consecuencias por lo que, más que nunca, resulta esencial prevenir su aparición en nuestra mascota.

Para ello, como este insecto es más activo en las horas nocturnas, si podemos debemos evitar sacar de paseo a nuestro perro durante ese tiempo o, incluso, tratar de evitar que nuestros perros duerman al aire libre.

Pero sobre todo es clave que protejamos a nuestro perro con fármacos repelentes para el mosquito como pipetas y collares antiparasitarios además de vacunas para estimular su sistema inmune y tratar de que este a salvo de esta enfermedad.


La primavera y sus acompañantes están aquí

Categoría: Noticias

Llegó la primavera, la lluvia, el viento y el sol nos acompañan y, según avance el calendario, el sol y las temperaturas más altas serán lo habitual.

Hay una serie de recomendaciones que debes tener en cuenta, en esta época debes extremar los cuidados y la prevención puesto que pasas más tiempo en el exterior con tu mascota, también es una época en la que sueles hacer más viajes e incluso puede que dejes en algún hotel a tu compañero.

Niña paseando su perro en primaveraTienes que recordar que una buena hidratación es importante durante y después de esos paseos, no debes dejar a tu mascota dentro del coche pues las temperaturas que se llegan a alcanzar podrían poner en serio peligro su vida y debemos tener especial precaución con los parásitos, tienes que revisar que estás al día en la prevención de los internos (gusanos intestinales, etc.) y de los parásitos externos (pulgas, garrapatas, etc.) así como prevención frente a los mosquitos que transmiten algunas enfermedades como la Leishmania y la Filaria o gusano del corazón.

Hay una gran variabilidad en cuanto a la importancia que tiene prevenir en función del tipo de vida que realiza nuestra mascota e incluso de dónde podemos llegar a viajar en fines de semana y vacaciones o en esos hoteles donde a veces tienes que dejar a tu querido compañero.

Actualmente existen una gran cantidad de productos para prevenir de estos indeseables, hay pastillas, pipetas, collares, sprays y comprimidos masticables, algunos son insecticidas, otros plaguicidas adaptados a las mascotas y otros son medicamentos de uso exclusivo veterinario. Cada uno tiene una especial indicación por el espectro que cubre y el tipo de vida para el que está diseñado, así como el peso y la edad tienen una gran importancia, en otros casos es importante saber si tienes niños o ancianos que conviven con tu querido perro o gato para saber cuál es el más adecuado a las necesidades de tu mascota para que no le pase nada, ni os pueda contagiar.

Ven a visitarnos, será un placer saludarte y poderte asesorar.


Beneficios de la medicina que viene con cuatro patas para la salud mental y física.

Según un estudio llevado a cabo por el doctor Jeremy Barron, director médico del Centro Beecham de Medicina Geriátrica de las Instituciones Médicas Johns Hopkins, se afirma que entre las personas y el cuidado que una mascota requiere, existe una conexión demostrada que proporciona muchos beneficios para la salud.

Si no puedes tener una mascota en casa, puedes ofrecerte a pasear la de un amigo, un familiar o un vecino, o puedes colaborar con algún refugio de animales, incluso este tipo de interacciones de menor duración aportan beneficios saludables.

Los beneficios que se desprenden del estudio del doctor Jeremy Barron son:

  1. Reduce el estrés

De acuerdo con la investigación, la simple acción de acariciar a un perro disminuye la hormona del estrés denominada cortisol, mientras que la interacción social entre las personas y sus perros en realidad eleva los niveles de la hormona del bienestar denominada oxitocina, la misma que une a las madres con sus hijos.

Mujer joven con cachorroDe hecho, el 84% de los pacientes con trastorno de estrés postraumático a los que se les proporcionó un perro adiestrado informaron una reducción significativa en sus síntomas y un 40% fueron capaces de reducir sus medicamentos, de acuerdo con una encuesta reciente.

  1. Baja la presión sanguínea

Los beneficios de disminuir el cortisol y aumentar la oxitocina al acariciar a un perrito también ayudan a mantener la presión arterial a raya. “Acariciar y sostener a un animal permite apreciar la belleza de la naturaleza”, “Es relajante y trascendental”.

  1. Incrementa la actividad física

“¿Cuántas personas están dispuestas a salir al amanecer y hacer ejercicio bajo la lluvia o la nieve?”. “Los dueños de perros a menudo no tienen otra opción que sacar a caminar a sus mascotas, proporcionándoles así la excusa diaria para realizar su dosis diaria de ejercicio.

  1. Promueve la salud del corazón

La Asociación Americana del Corazón publicó un informe investigativo que asegura que tener un perro como mascota es una forma de prevenir las enfermedades cardiovasculares.

  1. Alivia la depresión y la sensación de soledad

Un estudio de 2011 encontró que los dueños de mascotas tenían mejor autoestima. Otro estudio determinó que las mascotas proporcionan un mayor apoyo social que los humanos en la mitigación de la depresión.

“El cuidado de una mascota proporciona un sentido de propósito o finalidad [en la vida] al dueño”. Además, las mascotas son un buen catalizador social para conocer gente que comparte sus intereses animales.

  1. Ayuda a sobrepasar ciertos problemas clínicos

Más allá de la simple compañía, los perros han sido ayudantes maravillosos para lo no videntes o con problemas de movilidad. Se han utilizado incluso para ayudar a detectar condiciones de salud, desde las convulsiones hasta el cáncer.


Haz ejercicio con tu mascota, todo son beneficios

Muchos son los beneficios que los expertos proponen cuando haces ejercicio con tu mascota, entre otros prevenir la obesidad.

El deporte tiene la capacidad de cambiar totalmente la vida de quienes apuestan por incorporar el ejercicio físico a su rutina diaria, y sus beneficios, como avalan numerosos estudios, se extienden más allá de la persona. También las mascotas -y en especial, los perros, ese compañero perfecto de paseos y juegos- experimentan notables mejorías cuando se les inculca la práctica deportiva.

Disfrutando con mi perroHay muchos animales que simplemente son hiperactivos, y si no se les saca a pasear lo suficiente, luego tienen conductas no muy buenas que debemos intentar evitar.

Estas son algunas ventajas de practicar deporte con tu mascota a diario:

  • Ayuda a ganar confianza y seguridad. Los animales, además de un hogar, merecen tener una vida. Los expertos en educación canina advierten de que tener un perro al que no se pasea lo suficiente es como tener un amigo con depresión y encerrado en casa. En este sentido, el ejercicio en familia con la mascota ayuda a coger seguridad y confianza y constituye una alternativa divertida que implica al animal y al dueño para recuperar sensaciones que ambos necesitan.
  • Ayuda a prevenir la obesidad. En este sentido, además de la mejoría de determinados aspectos psicológicos ya conocidos, hay estudios que demuestran que convivir con un perro favorece la práctica de actividad física, “por lo que los niveles de hipertensión, de colesterol y la incidencia de obesidad podrían verse mejorados por este motivo”.
  • Les mantiene física y mentalmente activos. Más allá de los beneficios físicos que entraña para prevenir la obesidad y reducir el riesgo de accidentes cardiovasculares, practicar deporte en compañía de las mascotas les ayuda a sentirse realizados y a coger una estabilidad que es imprescindible para evitar comportamientos que no son los deseados. “El deporte ayuda a ambos a descargar frustraciones, ya que en la mayoría de casos los problemas de conducta derivan de que el perro no hace las actividades que necesita“.
  • Favorece la obediencia y refuerza el vínculo. A los perros, como especie social, también les gusta la manada; de forma que el simple hecho de salir a correr con ellos o practicar juntos ejercicios al aire libre es una dinámica beneficiosa para reforzar el vínculo afectivo entre la mascota y un propietario-amigo.

¿Cómo les gusta a los perros que les hablemos?

Un estudio revela que hablar a tu perro del mismo modo que a tu hijo pequeño es la mejor manera de que aprenda a obedecerte.

¡Hola, bonito! ¡Buen chico! ¡Muy bien! ¡Vamos, precioso! Ahora, vuelve a leerlo. Pero hazlo con el mismo tono que empleas con tu sobrino de 14 meses. Ya sabes, como si cantaras. Más agudo, más alto y más… ñoño. Así es como los expertos dicen que deberías hacerlo cuando el que escucha es un perro y, sobre todo, si es un cachorro. Según un reciente estudio publicado en la revista británica Proceedings of the Royal Society B y realizado por el profesor de las universidades de la Ciudad de Nueva York (EEUU) y Lyon (Francia) Nicolas Mathevon, cuando nos dirigimos a nuestras mascotas con el típico tono que utilizamos con los niños se ha comprobado que reaccionan con mayor interés.

Yorkshire terrierPara llegar a esta conclusión, se llevó a cabo un experimento en el que los investigadores grabaron a un grupo de personas diciendo frases como “¡Ven aquí!” o “¡Vamos, chico!”. Los participantes debían pronunciarlas primero mirando fotografías de perros adultos, de edad avanzada, cachorros; y después sin mirar ninguna imagen. Finalizada la sesión, se comprobó que, en función de la edad del perro, cada persona empleaba un tono distinto, siendo más suave a medida que el animal era más joven.

A continuación, un grupo de perros adultos y cachorros fueron grabados con una cámara mientras escuchaban esas voces enlatadas. ¿Cuál fue su reacción? Los más jovencitos se sentían especialmente atraídos y ponían más atención cuanto más dulces y melódicas eran las voces. Mientras que la mayor parte de los perros adultos permanecían impasibles ante las diferencias de tono.

Habla a tu perro como si cantaras

Deberíamos dirigirnos a nuestros perros con una sonrisa en la cara, ya que así escuchará más contento y leerá más fácilmente nuestros mensajes, aseguran los expertos en comportamiento.

Ahora bien, la voz es solo una de las vías que tenemos los humanos para llegar hasta nuestros compañeros y modificar su conducta. Los gestos suelen ser mejor atendidos, ya que debido al proceso de domesticación que ha representado la coevolución de ambas especies, los perros han aprendido más a observarnos que a escucharnos, siempre es más fácil enseñar usando gestos, ya que el perro está atento a nuestra cara y nuestro cuerpo, lo que le permite entender tanto las indicaciones como identificar el estado emocional de su dueño.

Esto no significa que estemos restando importancia a la voz, ni al tono que le acompaña, si nos expresamos con una entonación dulce, el perro nos atenderá mejor que si esta es brusca y grave.

Tu perro no es tu hijo, pero casi.

Más allá de las palabras y los gestos, debemos recordar que los perros siempre establecen un nexo con la persona con la que conviven. Vínculo, actitud, aptitud, voz, entonación y estado de ánimo, todo cuenta. Se hace especial hincapié en la relación emocional que nace entre el animal y el ser humano y en la similitud que existe entre esta y la que se crea entre padres e hijos. Nos consta, a través de las conclusiones de algunos estudios, que existe cierta semejanza entre la relación hijo-madre y la de un perro y su dueño. Dicho parangón, se atribuye a la domesticación: Ha propiciado que muchos rasgos conductuales del perro se hayan acercado notablemente a los de un niño pequeño, lo que a su vez provoca en las personas actitudes maternales hacia sus mascotas.

Si quieres que aprenda, no esperes demasiado

En cierto modo, los perros no son tan distintos a los humanos. Y es que, del mismo modo que a partir de los 40 años, para muchas personas plantearse iniciar una carrera universitaria está fuera de lugar, para un perro el mejor momento para aprender a ir a por la pelota es cuando no tiene más de dos meses de vida. “A esa edad, la plasticidad neuronal del cerebro de un cachorro es la ideal para el aprendizaje. A partir de entonces se puede iniciar una enseñanza basada en el refuerzo positivo y la habituación, carente de castigos y sin exigir perfección en los comportamientos”. (Eva Carnero)


La ansiedad en los gatos, ¿Cómo les afecta?

Categoría: Noticias

Aunque se crea que son indiferentes a su entorno, los felinos son los animales que más padecen los cambios.

¿Cuáles son síntomas? Los gatos pueden sufrir ansiedad cuando su ambiente se ve modificado por mudanzas o por la llegada de un nuevo animal o un nuevo miembro en la familia.

Niña con sus mascotasAunque pase casi desapercibida para algunas personas, la ansiedad afecta a los gatos y mucho. Generalmente ocurre cuando su ambiente se ve modificado por mudanzas o por la llegada de un nuevo animal o un nuevo miembro en la familia. Ellos son animales de costumbres y cualquier tipo de cambios pueden llegar a afectarles.

Además, el gato es un animal de naturaleza territorial, por ello, las causas de la ansiedad en él están íntimamente relacionadas a su etología. Pese a ello es indispensable identificar las que estén ligadas a la gestión de las relaciones con otros seres de su medio.

El carácter de la madre durante el período de desarrollo va a influir sobre la capacidad de adaptación y sobre la frecuencia y la gravedad de las reacciones de ansiedad en el gato.

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad felina?

La ansiedad en los gatos se detecta a través de algunos cambios que se presentan en el organismo del animal. Cuando un gato está estresado pueden presentarse variaciones en la solidez de sus heces: estas se vuelven mucho más blandas de lo normal, o presentan sudoración en las patas. En casos de mucha ansiedad pueden presentarse incluso aumento de la frecuencia cardiaca de manera significativa.

Gatito Abisinio observandoPor eso, al presentarse algunos de estos síntomas se debe consultar al veterinario y explicarle las situaciones concretas que pueden estar afectando al gato. Al conocer las razones, es mucho más fácil tener un diagnóstico y buscar un tratamiento acertado.

Cambios en el comportamiento del gato

La ansiedad felina. Debido a su naturaleza territorial los gatos tienden a sentirse afectados por la más pequeña interrupción en su ambiente.

La ansiedad también se muestra con cambios en los comportamientos del gato. Uno de ellos, y tal vez el más común, es que se reduce la ingesta al mínimo de alimentos, pudiendo incluso de dejar de comer.

Aunque también puede suceder el caso contrario, en el que el gato se muestra ansioso y empieza a ingerir mucho más alimento del habitual.

Otros cambios que pueden demostrar que está afectado son los que afecta a su higiene diaria, en ambas direcciones: o un exceso de acicalamiento o una ausencia total de ella.

El estrés felino, al ser provocado generalmente por un cambio en el día a día del gato, también puede generar que marque territorialmente ese nuevo elemento que hay en su vida porque lo altera y quiere demostrar su supremacía territorial. En los casos más extremos, se vuelve completamente pasivo y vigilante, pudiéndose tornar agresivo en casos en los que se sienta amenazado directamente.