Las Mascotas y los Desastres Naturales.

Mi mascota pensando en los mensajes de su veterinaria de la clínica Alberto Alcocer

Las Mascotas y los Desastres Naturales.

Perrito y poesía

La mejor manera de proteger a tu familia ante un desastre o emergencia es tener un plan familiar de desastres de la Cruz Roja Americana. Si eres dueño de una mascota, debes incluir a tus mascotas en ese plan y desalojarlos a ellos también en caso que en un desastre tengas que desalojar tu hogar. Si no es seguro para que permanezcas en tu hogar, tampoco lo será para tu mascota. A continuación, encuentras varios consejos adicionales:

Conoce de un lugar seguro donde puedas llevar a tus mascotas.

  • Regulaciones de seguridad municipales y estatales en USA no permiten mascotas en los refugios. No obstante, los animales de trabajo sí están permitidos.
  • Averigüe hoteles para mascotas fuera de tu área que acepte animales y si tienen alguna restricción sobre cantidad, tamaño y raza. Mantén una lista de los lugares para mascotas, incluye los números de teléfonos y los suministros esenciales.
  • Pregunte a sus amigos, familiares u otras personas fuera de la zona afectada sí podrían albergar a su mascota.
  • Haz una lista de lugares y veterinarios que podrían refugiar animales en caso de emergencia; incluya teléfono de emergencia 24 horas.
  • Pregunte en los albergues locales de animales si proveen refugio de emergencia o cuidado para mascotas durante un desastre.

Mantén los suministros esenciales de su mascota en un recipiente resistente que sea fácil para cargar y transportar. El kit de preparación para emergencias de tu mascota debe incluir:

  • Medicinas y cartilla guardadas en una bolsa plástica.
  • Kit de primeros auxilios.
  • Correa resistente, arnés, bozal y/o transportín para que el transporte de tu mascota sea seguro y que no pueda escapar.
  • Foto reciente de tu mascota en caso de que se pierda.
  • Alimentos, agua potable, cuenco de comida, arena para gatos. Coloque los alimentos y el agua en envases impermeables y tapados.
  • Información sobre horarios de alimentación, condiciones médicas, problemas de conducta, y el nombre y número de su veterinario en caso de tener que dejar al cuidado tus mascotas.
  • Juguetes favoritos y cepillo.
  • Periódicos y bolsas plásticas para los desperdicios.