El celo en las gatas: qué es y cómo actuar

El celo en las gatas: qué es y cómo actuar

Categoría: Campañas , Noticias

Maulla sin cesar, se frota por todas partes, está especialmente mimosa y no quiere más que atraer nuestra atención en todo momento. ¿Qué le pasa a tu gata?

Pues seguramente que está en celo o, lo que es lo mismo, en el periodo del ciclo sexual en la que puede aceptar al macho.

Un celo que, en general, comenzará con el inicio de la pubertad de tu felina, entre los cinco y los diez meses de edad (dependiendo de su raza o peso, entre otros factores).

cat hair on a black T-shirt.

Con una duración de 7 a 15 días, una gata puede tener varios periodos de celo durante un mismo mes. A diferencia de las perras, éstas no suelen sangrar, pero sí varía su comportamiento, como decíamos: maúllan de forma especial e insistente, se frotan con muebles y con los dueños son más cariñosas, levantan el tercio posterior dejando los miembros delanteros pegados al suelo y apartan el rabo.

Si nuestro interés es cruzar a la gatita para dejarla gestante, será el momento de traerle el macho.

Pero, si no queremos que nuestra gata críe y tenga camada, además de algunos fármacos inhibidores del celo, la mejor solución para evitarle los periodos de celo es la esterilización definitiva.

Un método quirúrgico que no posee efectos secundarios y sí se evitan un alto porcentaje de problemas derivados de las alteraciones hormonales (por ejemplo, quistes ováricos, tumores de cualquier naturaleza en ovarios y útero, infecciones uterinas o piometras).

Eso sí, como siempre, acude a tu veterinario y consulta con él el mejor momento para esterilizar a tu gata, cómo es el proceso y cualquier duda que tengas. Todo cuidado es poco para tu pequeña.