Beneficios que tu mascota le ofrece a tu salud

Beneficios de tener una mascota

Beneficios que tu mascota le ofrece a tu salud

A prácticamente ningún dueño de mascota sorprenderá este artículo. Quienes compartimos la vida con un perro, gato, ave… con una mascota, sea la que sea, sabemos bien que es más que beneficioso.

Una compañía, una excusa para hacer ejercicio o, simplemente, una razón para conocer a otros dueños de mascotas.

Muchos son los argumentos que seguro nos vienen a la cabeza y es que tener una mascota mejora definitivamente nuestra calidad de vida, tanto emocional como físicamente. Y no sólo lo dicen/decimos los dueños. Numerosos estudios lo aseguran y además clasifican estos beneficios en tres áreas: física, mental y social.

En el aspecto físico:

Como decíamos, compartir nuestra vida con una mascota hace que nuestra salud física sea mejor. El simple hecho de jugar con nuestras mascotas hará que te sientas más relajado pero también más feliz ya que tus niveles de dopamina y serotonina se elevarán.

Y cómo no, especialmente en el caso de los perros, sacarlos a pasear nos ayuda a practicar deporte, disfrutando de largas caminatas en su compañía. Incluso muchos de nosotros tenemos la excusa perfecta para salir a correr con ellos.

Los niños aprender a cuidar a sus mascotas

En nuestra salud mental:

Las mascotas nos dan cariño; no nos juzgan, ni se ríen de nosotros y hacen que no nos sintamos solos, todo un tesoro que mejora nuestro estado de ánimo.

Por ejemplo, son un excelente compañero de las personas mayores que ven cómo compartir sus días con una mascota no sólo les hace estar más animados sino que les mantiene activos y les ayuda a mantener ágil su memoria además de impulsar su vitalidad y mantenerlos conectados con la sociedad.

Las mascotas consiguen que riamos, uno de los mejores placeres de la vida. Seguro que muchos de vosotros habéis vivido junto a ellos una situación cómica que cada vez que recordamos vuelve a alegrarnos el día y no nos cansamos de contarla en los corrillos del parque.

Los animales nos brindan sensación de bienestar incluso cuando estamos pasando por un mal momento, tanto físico cómo emocional.

En nuestra vida social:

Salir y relacionarnos con otros dueños de mascotas cuando vamos al parque o damos una vuelta por el barrio, es otro de los beneficios que nos ofrecen estos compañeros. ¿El tema en común? Nuestra mascota. ¿Qué hay más importante?

Pero además de conocer a otros y relacionarnos con ellos, tener una mascota es también una forma perfecta para educar a nuestros hijos. Con nuestra mascota como protagonista, desde muy pequeños, podemos enseñar a nuestros hijos a involucrarse en el cuidado y educación del “otro miembro de la familia” y con ello a tener una mayor responsabilidad y respeto hacía los animales.

Así que ya sabes, por tu salud mental, física y social… No lo dudes: comparte tu vida con una mascota. No te arrepentirás.


Mascotas en Balearia

Viajar con tu mascota en barco y… a la playa

Nuestras vacaciones de verano ya han empezado o están a punto de hacerlo y queremos que puedas disfrutarlas con tu familia al completo, es decir, también con tu mascota.

Así y si en posts anteriores os hablábamos de cómo viajar en avión, tren o autobús, ahora nos embarcamos con nuestra mascota y nos  vamos… ¡Directos a la playa!

Soltando amarras

Si la opción es viajar en barco con vuestras mascotas, lo primero que necesitáis es cumplir con las vacunaciones reglamentarias y llevar siempre la cartilla veterinaria al día, por tranquilidad tanto para el animal como para vosotros mismos.

En el caso de decidiros a cruzar el charco con la compañía Balearia, tened en cuenta que debemos sacar la tarjeta de embarque del animal y presentarla a la tripulación junto con la cartilla de vacunación a la hora de acceder al barco.

Durante el trayecto los animales deberán viajar en las jaulas o trasportines que existen habilitados en la embarcación, situados en diferentes partes del barco (cubierta, garaje, etc.). Los animales no podrán salir de la jaula en ningún caso ni pasearse por la cubierta. Deberán ir siempre en las jaulas acondicionadas por la compañía o en los trasportines propios situados donde la tripulación lo considere adecuado.

Por razones de higiene y seguridad, en ningún caso los animales pueden viajar ni en el interior de los vehículos estacionados en la bodega ni en las zonas de pasaje (salones de butacas, camarotes, restaurante, bar, recepción, pasillos…).

Eso sí, no os preocupéis, está claro que echaréis de menos a vuestra mascota pero no como para no poder soportarlo… Si el trayecto es inferior a 4 horas, podréis visitarla una vez durante el viaje y si es superior a las 4 horas, dos veces, eso si, siempre acompañado de algún miembro de la tripulación.

Mirad, mirad dónde irían vuestros peludos en el barco:

Tu perro en Balearia

En el caso de que eligierais la compañía Transmediterránea las condiciones para viajar con nuestra mascota son iguales a Balearia así que ya sabes: prepara las maletas y tan solo tendrás que decidir a dónde ir surcando los mares este verano.

Tu perro en Transmediterranea

Surcando el mar hasta la misma playa

Y si el destino elegido es una fantástica playa, que sepas que cada vez son más las opciones para poder disfrutar del mar y la arena con tu peludo al lado.

Con tu perro a la playa

Las playas ya son una opción para los dueños de mascotas en prácticamente toda la península. Con espacios cerrados y habilitados para no molestar al resto de los bañistas y sobre todo y lo más importante, que no se alejen y podamos perderlos, el fantástico litoral que tenemos ya admite en numerosos puntos a nuestra mascota.

Así que no lo dudes más, consulta este listado de playas con espacios pet friendly donde tú y tu mascota seréis bienvenidos:

Listado de playas a las que puedes ir con tu perro

Y ya lo sabes… el verano y las vacaciones son época para disfrutar con tu peludo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Viajar con tu mascota también en autobús y tren

Empezamos nuestras vacaciones de verano y si en el post anterior os hablamos de cómo viajar en avión, en este nos vamos de viaje en tren o en autobús y cómo no, siempre con nuestra mascota.

Viajeros al tren

Si nuestra opción es viajar en tren con nuestra mascota, lo primero que necesitamos es cumplir con las vacunaciones y llevar siempre la cartilla veterinaria al día, por tranquilidad tanto para el animal como para nosotros.

En Renfe, debemos tener claro es que nuestra mascota no puede pesar más de 10 Kg, si es así no podremos hacer nuestro viaje con ellos.

Además, por normas de seguridad deberán viajar (previo pago de su billete, un 25% del coste normal) dentro del trasportín, cuyas medidas no pueden superar los 60 x 35 x 35 centímetros y que llevaremos con nosotros, en nuestra misma plaza del tren y procurando no molestar a los demás viajeros, ya que en ese caso podrían hacernos bajar del tren.

No olvides que una vez dentro del tren nunca podrás sacar a tu peludo de su transportín y aunque haga diferentes paradas el tren, no vas a poder aprovechar estas para que haga sus necesidades, por lo tanto, dale un buen paseo antes de emprender el viaje para que pueda desahogarse 🙂

En el caso de que nos decidamos por hacer trayectos cortos en trenes de cercanías, no se nos aplica ninguna tarifa adicional por nuestro perro que viajará con nosotros sin problema alguno. Eso sí, siempre provisto de bozal y cadena o correa.

Y recuerda, los perros lazarillos viajan gratis en todos los trenes, aunque sean cachorros y estén en periodo de formación.

Y si viajamos en autobús ¿qué debemos hacer?

La opción del autobús es muy similar a la de viajar en tren aunque aquí no existe la posibilidad de que viajen con nosotros: deberán ir en la bodega del autobús (con el riesgo que eso acarrea, estrés, fatiga…) y, cómo no, abonando el 50% del precio de billete.

También se limita su tamaño y peso a los 10 kilos y atentos: llevaremos siempre a nuestros animales limpios y en perfecto estado sanitario e higiénico si no queremos que no nos permitan viajar con ellos.

Además, como señala la empresa Alsa, aunque no es obligatorio sí recomiendan el uso de bozal.

Así que ya lo sabes… Ten en cuenta las limitaciones y requisitos establecidos y no dejes nada al azar que pueda estropearte el viaje. Y, sobre todo, elijas el transporte que elijas no dudes en viajar con tu mascota, lo disfrutarás tu y te lo agradecerá el.

 

 

 


Beneficios de la medicina que viene con cuatro patas para la salud mental y física.

Según un estudio llevado a cabo por el doctor Jeremy Barron, director médico del Centro Beecham de Medicina Geriátrica de las Instituciones Médicas Johns Hopkins, se afirma que entre las personas y el cuidado que una mascota requiere, existe una conexión demostrada que proporciona muchos beneficios para la salud.

Si no puedes tener una mascota en casa, puedes ofrecerte a pasear la de un amigo, un familiar o un vecino, o puedes colaborar con algún refugio de animales, incluso este tipo de interacciones de menor duración aportan beneficios saludables.

Los beneficios que se desprenden del estudio del doctor Jeremy Barron son:

  1. Reduce el estrés

De acuerdo con la investigación, la simple acción de acariciar a un perro disminuye la hormona del estrés denominada cortisol, mientras que la interacción social entre las personas y sus perros en realidad eleva los niveles de la hormona del bienestar denominada oxitocina, la misma que une a las madres con sus hijos.

Mujer joven con cachorroDe hecho, el 84% de los pacientes con trastorno de estrés postraumático a los que se les proporcionó un perro adiestrado informaron una reducción significativa en sus síntomas y un 40% fueron capaces de reducir sus medicamentos, de acuerdo con una encuesta reciente.

  1. Baja la presión sanguínea

Los beneficios de disminuir el cortisol y aumentar la oxitocina al acariciar a un perrito también ayudan a mantener la presión arterial a raya. “Acariciar y sostener a un animal permite apreciar la belleza de la naturaleza”, “Es relajante y trascendental”.

  1. Incrementa la actividad física

“¿Cuántas personas están dispuestas a salir al amanecer y hacer ejercicio bajo la lluvia o la nieve?”. “Los dueños de perros a menudo no tienen otra opción que sacar a caminar a sus mascotas, proporcionándoles así la excusa diaria para realizar su dosis diaria de ejercicio.

  1. Promueve la salud del corazón

La Asociación Americana del Corazón publicó un informe investigativo que asegura que tener un perro como mascota es una forma de prevenir las enfermedades cardiovasculares.

  1. Alivia la depresión y la sensación de soledad

Un estudio de 2011 encontró que los dueños de mascotas tenían mejor autoestima. Otro estudio determinó que las mascotas proporcionan un mayor apoyo social que los humanos en la mitigación de la depresión.

“El cuidado de una mascota proporciona un sentido de propósito o finalidad [en la vida] al dueño”. Además, las mascotas son un buen catalizador social para conocer gente que comparte sus intereses animales.

  1. Ayuda a sobrepasar ciertos problemas clínicos

Más allá de la simple compañía, los perros han sido ayudantes maravillosos para lo no videntes o con problemas de movilidad. Se han utilizado incluso para ayudar a detectar condiciones de salud, desde las convulsiones hasta el cáncer.


Propósitos de nuevo año… con tu mascota

Hacer deporte, dejar de fumar, aprender inglés… Todos inauguramos el nuevo año con numerosos propósitos, objetivos que cumplir y sueños que hacer realidad.

Acabamos de estrenar 2017 y, junto a todos estos deseos, ¿por qué no proponernos nuevos retos para nuestra vida junto a nuestra mascota?

Te damos algunas ideas:

1- Visitar al veterinario. Lo más importante para poder disfrutar junto a ella del año que comienza es que goce de buen salud así que… ¿Y si vistamos a nuestro veterinario para comprobar que todo está bien?

2- Hacer ejercicio… juntos. Existen mil actividades que puedes hacer junto a tu mascota con la que, además de divertirte, ejercitar los músculos, disfrutar del ejercicio y sentirte mejor.

3- Una dieta equilibrada. Al igual que seguramente uno de tus propósitos de año nuevo sea comer de forma más saludable, ofrécele a tu mascota una dieta balanceada que contenga todos los nutrientes que necesita para desarrollar defensas y huesos fuertes.

4- Compartir con ella tiempo de calidad… Un día malo, el estrés del trabajo… pero llegas a casa y ahí está esperándote feliz. Dedícale tiempo y hazlo de verdad, con buen humor y en el que le devuelvas el cariño que él te da.

5- Cuídale… Además de llevarle al veterinario, hay cuidados diarios que debes darle. Peinarle, mantenerlo limpio, con un lugar de descanso adecuado… Se lo merece, ¿no crees?