Leishmaniosis, la grave enfermedad que como dueño de un perro debes conocer

Leishmaniosis, la grave enfermedad que como dueño de un perro debes conocer

Pérdida de pelo y peso, aparición de lesiones como úlceras y descamación, atrofia muscular, apatía, dolor articular y cojera, anemia, diarrea, fiebre… Los síntomas son muchos y su causa una misma: la leishmaniosis, una enfermedad que afecta a perros y al hombre, de carácter infeccioso y que, si se diagnostica tarde o no se trata, puede resultar mortal.

¿El culpable? El flebotomo, un insecto, muy parecido a un mosquito, especialmente presente en el área del Mediterráneo y muy activo durante las primeras y últimas horas del día, sobre todo en los meses más cálidos del año.

Concretamente, las regiones más afectadas en nuestro país son las de Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Levante, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Castilla y León y, aunque es cierto que entre junio y octubre es la época de mayor riesgo, el cambio climático ha hecho que se alarguen los meses en los que el flebotomo es más activo y por tanto, la precaución deba extenderse todo el año.

Son las hembras de este microscópico insecto las que, si pican a un perro infectado y luego a otro sano, pueden transmitir a este último un parásito, la Leishmania, responsable de la enfermedad.

Más de 385.000 perros se ven afectados cada año por esta enfermedad en nuestro país y conocer sus síntomas y, sobre todo, cómo prevenirla resulta esencial para dueños y profesionales.

Diagnóstico

Los síntomas de la Leishmaniosis hacen que no sea fácil diagnosticar la enfermedad ya que, comunes con otras enfermedades, pueden hacer que se confundan o pasen desapercibidos.

Lo mismo sucede con el periodo de incubación de esta infección que puede ser de varios meses, con lo que muchos perros pueden estar infectados sin dar muestras de la enfermedad durante mucho tiempo.

Así pues, para obtener un diagnóstico preciso de leishmaniosis, el profesional veterinario necesitará realizar un análisis de sangre que le permita analizar componentes parasitológicos, serológicos y moleculares, para así de verdad detectar la enfermedad y establecer un diagnóstico firme.

Tratamiento

Aunque es cierto que, de momento, no existe un tratamiento definitivo para la leishmaniosis, actualmente existen multitud de opciones terapéuticas que pueden controlar la enfermedad de forma eficaz, reduciendo el número de parásitos activos en nuestro perro, por un lado, y estimulando su propia capacidad de respuesta contra la infección, por otro.

Además, los efectos en los órganos internos del animal afectado pueden tratarse con medicamentos específicos cada vez más eficaces.

Leishmaniosis canina, qué es y cómo prevenir esta enfermedadDetectar la enfermedad a tiempo hará que, aunque sometido a un tratamiento largo, con controles periódicos de por vida, prescritos y supervisados por un veterinario, nuestro animal pueda superar la Leishmaniosis y que esta no sea mortal para él.

Prevención

Sin duda, estamos ante una enfermedad frecuente y con las peores consecuencias por lo que, más que nunca, resulta esencial prevenir su aparición en nuestra mascota.

Para ello, como este insecto es más activo en las horas nocturnas, si podemos debemos evitar sacar de paseo a nuestro perro durante ese tiempo o, incluso, tratar de evitar que nuestros perros duerman al aire libre.

Pero sobre todo es clave que protejamos a nuestro perro con fármacos repelentes para el mosquito como pipetas y collares antiparasitarios además de vacunas para estimular su sistema inmune y tratar de que este a salvo de esta enfermedad.